El doctor examina a un paciente

¿Qué es la apnea del sueño?

apnea notturna: cos'è?

La apnea del sueño es una pausa involuntaria en la respiración durante el sueño. ¡Sí, has leído bien! La apnea se produce cuando una persona deja de respirar durante 10 o más segundos(1). Esto puede repetirse hasta cientos de veces durante la noche.

 

Una de las principales dificultades relacionadas con la apnea del sueño es que un 80% de las personas no son conscientes de que la sufren y, por tanto, permanecen sin tratamiento(4).

Esta patología se ha de tomar muy en serio, ya que la apnea del sueño puede afectar a personas de cualquier edad, incluso niños.

 

¿Apnea del sueño o hipopnea?

El síndrome de la apnea obstructiva del sueño (SAOS) es el tipo de apnea del sueño más habitual(2). Está provocado por una obstrucción de las vías respiratorias de la garganta(1), afecta a personas de todas las edades y está presente en un porcentaje de la población mundial adulta comprendido entre el 1% y el 6%(2).

La hipopnea es un trastorno respiratorio que implica episodios de respiración superficial o una frecuencia respiratoria anormalmente baja durante un amplio periodo de tiempo. Este trastorno puede provocar un descenso del oxígeno en sangre de al menos el 3%(1). La hipopnea implica una obstrucción parcial de las vías respiratorias, mientras que, en la apnea, la obstrucción es completa.

Ronco o es SAOS? El ronquido aparece cuando el aire no puede moverse libremente a través de tu nariz y tu garganta mientras duermes. Esto hace que los tejidos de alrededor vibren produciendo el tan familiar sonido del ronquido.

El síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es el más común de los trastornos respiratorios de sueño. Se caracteriza por frecuentes episodios de apnea o hipopnea durante la noche. Afecta a personas de todas las edades.

 

¡No estás solo!

Entre un 1% y un 6% de los adultos están afectados por la apnea del sueño(2).

El 77% de las personas obesas sufren apnea del sueño(3).

El 80% de las personas no son conscientes de que padecen SAOS y, por tanto, no reciben tratamiento(4).

 

¿Por qué sufres apnea del sueño?

Algunos factores predisponen a sufrir este trastorno. Estos factores de riesgo incluyen, entre otros, ser varón, tener sobrepeso, tener más de 50 años y presentar un cuello de gran tamaño, una nariz estrecha, una mandíbula pequeña o un historial familiar de apnea del sueño(5).

 

¿Cuál es el mecanismo de la apnea del sueño?(5)

Mientras estás despierto, los músculos de la garganta y de la parte posterior de la lengua están activos, y el aire fluye con facilidad. Sin embargo, durante el sueño, disminuye el tono muscular. Las vías respiratorias pueden bloquearse o estrecharse simplemente porque los músculos de tu garganta tienden a relajarse más de lo normal. Los tejidos blandos de la parte posterior de la garganta se colapsan, por lo que tu respiración puede bloquearse u obstruirse.

Cuando el flujo de aire se detiene, desciende el nivel de oxígeno en sangre. Tu cerebro percibirá esta falta de oxígeno y responderá alterando tu sueño con despertares. Esto puede ocurrir varias veces durante la noche. Como resultado, el sueño del paciente se fragmenta considerablemente y es de mala calidad.

Si padeces apnea obstructiva del sueño, probablemente no recordarás estos despertares porque tu mente no estaba en estado consciente cuando se produjeron.

 

¿Qué supone vivir con apnea del sueño?

Si padeces apnea del sueño, por lo general no tendrás problemas para quedarte dormido, pero no descansarás durante la noche, aunque no seas consciente de ello. La apnea del sueño puede afectar a tu calidad de vida y a tu salud. Antes del diagnóstico, el SAOS se asocia a un gran número de síntomas tediosos(5). Puedes sentirte cansado por la mañana o cabecear durante el día(5).

La apnea del sueño está siempre asociada a los ronquidos, pero no todas las personas que roncan sufren necesariamente este trastorno respiratorio(5).

 

Puedes tener otros síntomas(5) como, por ejemplo:

  • Pesadillas frecuentes
  • Repetidas visitas al baño durante la noche
  • Sofocos durante el sueño
  • Despertares con dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Descenso de la libido
  • Problemas cardíacos o vasculares
  • Somnolencia diurna

 

¿Cuándo hablamos de apnea del sueño?

La apnea del sueño es una patología muy habitual, pero la falta de concienciación hace que la mayoría de los pacientes permanezcan sin diagnosticar y, por tanto, sin tratar.

Si no se trata, la apnea del sueño puede tener consecuencias graves que acortan el tiempo de vida. Solo un estudio del sueño puede mostrar de manera definitiva si existe apnea del sueño y cuál es su gravedad.

El médico confirmará el diagnóstico mediante tests, midiendo el índice de apnea-hipopnea AHI=(Número de episodios de apnea + Número de episodios de hipopnea por horas de sueño), sabiendo que un AHI > 5/horas es una señal de apnea del sueño.

                 

 

Fuentes:

(1) Rules for Scoring Respiratory Events in Sleep: Update of the 2007 AASM Manual for Scoring of Sleep and Associated Events – Journal of Clinical Sleep Medicine, Vol. 8, No. 5, 2012
(2) The World Health Organization. Chronic respiratory diseases (Organización Mundial de la Salud, OMS. Enfermedades respiratorias crónicas), www.who.int/gard/publications/chronic_respiratory_diseases.pdf, consultado el 21/05/2015
(3) Evidence supporting routine Polysomnography before bariatric surgery – O’Kefee et al – Obesity Surgery - Enero de 2004
(4) Obstructive Sleep Apnea – A guide for GP’s – Fundación Británica del Pulmón (British Lung Foundation, BLF) (NHS)
(5) Sleep breathing disorders – European Respiratory Society WhiteBook (capítulo 23 del Libro Blanco de la Sociedad Respiratoria Europea)

Si quieres saber más...